El compost es el producto obtenido al realizar el proceso de descomposición de la materia orgánica de forma controlada y acelerada. Esto se consigue agrupando restos orgánicos y dándoles las condiciones necesarias para una correcta descomposición aeróbica, en este proceso intervienen múltiples microorganismos e insectos.

Factores a tener en cuenta para la correcta realización del compostaje:

  • El pH (acidez y alcalinidad). La expresión numérica del pH del agua pura es de 7 en una escala de 0 a 14; por encima de esta cifra se consideran soluciones alcalinas o básicas y por debajo soluciones ácidas. Tanto el exceso de acidez como el de alcalinidad inhiben la actividad de las poblaciones microbianas y por lo tanto ralentizan o bloquean el proceso de descomposición.
    Si el ph es muy ácido se puede contrarrestar con polvo de piedra calcárea o con ceniza, si por el contrario se trata de un ph muy básico se puede contrarrestar con restos de coníferas y materiales nitrogenados.
  • La humedad. Se procurará que la mezcla de materiales que añadimos no sea ni muy húmeda ni muy seca. Cada material que forma parte del compost tiene un grado de humedad inicial diferente y según se vaya descomponiendo también se irá homogeneizando. Los niveles de humedad óptimos para un compost en su fase de maduración se suele situar entre un 40 y un 60%.
    El exceso de humedad produce compactación, falta de aireación y por lo tanto putrefacción y lixiviados (líquidos). Está situación impide la acción de los microorganismos aerobios y por lo tanto la correcta formación de compost. Por el contrario, la falta de humedad ralentiza el proceso de descomposición y también puede producir compactación.
  • La aireación. La garantía de un buen compost está en que se produzca en condiciones aerobias. Una aireación excesiva desecará los restos y una insuficiente producirá putrefacción y elementos tóxicos, lixiviados y malos olores. La cantidad de oxígeno en el montón o en el compostador dependerá de varios factores como el tamaño de los materiales a compostar, por lo que es conveniente agregar una mezcla de materiales finos y gruesos o el volumen de los materiales a compostar, por encima de los 160 centímetros de alto el peso puede producir compactación y dificultar la aireación.
  • La temperatura. Debe mantenerse entre 35 y 65 ºC. Cuanto más alta es la temperatura más actividad bacteriana hay, esto quiere decir que más rápida será la descomposición de la materia orgánica. Nunca debe superar los 70ºC.
  • Relación entre carbono y nitrógeno C/N. Para conseguir una composición equilibrada es necesario tener en cuenta la concentración en carbono y nitrógeno de los materiales que utilicemos para hacer el compost. Esta relación C/N irá variando progresivamente a lo largo del proceso de descomposición. Al inicio debe ser de unas 30 a 50 partes de carbono por 1 de nitrógeno y al final del proceso la relación C/N debe estar en torno a 10 partes de carbono por 1 de nitrógeno.  Si la proporción de carbono es muy elevada disminuye la actividad biológica y si es muy baja, habiendo entonces demasiado nitrógeno, se acelera demasiado. A continuación una lista donde se detallan las relaciones C/N de una serie de restos orgánicos utilizables para hacer compost:

Restos orgánicos con niveles altos de Nitrógeno:

•Orines: 1/1
•Estiércol de aves y deyecciones frescas de animales: 5-15/1
•Césped recién cortado: 10-20/1
•Plantas leguminosas recién cortadas: 10-20/1
•Abonos verdes antes de la floración y maduración de semillas: 10-20/1
•Restos vegetales frescos:10-20/1
•Posos de café:20/1
•Restos de cocina: 15-25/1
Restos orgánicos con una proporción equilibrada de C/N:
•Estiércol de oveja o caballo con cama de paja: 20-30/1
•Hierbas al final del ciclo vegetativo: 20-30/1
•Hojas de árboles frutales y arbustos: 20-35/1
•Estiércol de caballo con cama de paja: 20-40/1
•Ramas de poda primaveral, trituradas finas o medianas: 25-40/1
•Residuos de cultivo de champiñón: 30-40/1
Restos orgánicos con niveles altos de Carbono:
•Serrín: 500-1000/1
•Papel y cartón: 150-300/1
•Cañas de maíz secas: 100-150/1
•Paja de trigo: 100-130/1
•Sarmientos: 85/1
•Turbas: 40-100/1
•Agujas de pino: frescas 30/1, secas 150/1
•Ramas de poda otoñal y las muy gruesas: 30-80/1
•Paja de avena, centeno y cebada: 50-60/1
•Hojas de haya, roble y frondosas: 50-60/1

Ruta de navegación

Agenda