Enero es un mes de poca actividad en el huerto, dependiendo del clima se podrán sembrar y cosechar algunos cultivos, pero principalmente durante este mes se realizarán labores de preparación de la tierra con el objetivo de comenzar a plantar en primavera.

Labores que se pueden realizar en el huerto en enero

Elaborar un plan de plantación para la temporada siguiente, revisando las semillas de que disponemos y consiguiendo las que nos falten, a ser posible contactar con alguna red de semillas de la zona para cultivar variedades más adaptadas al entorno y preservar la biodiversidad.

Se labrará la tierra de manera superficial, se agregará estiércol fermentado o compost y se acolchará, de esta forma se protegerá a la tierra de los fríos y heladas, preparándola para la plantación.

En el caso de que nieve habrá que tener cuidado con los árboles y arbustos, sacudiéndoles la nieves para que no se rompan las ramas.

En climas templados, si ya no hay riesgo de heladas, podaremos los árboles frutales y agregaremos cicatrizante en las heridas.

Seguiremos con el proceso de crear compost casero, añadiendo los restos vegetales de la cocina y las hojas que desprendieron los árboles caducos.

Fertilizar, se puede añadir compost alrededor de las plantas aromáticas y árboles frutales.

En el caso de que tengamos intención de plantar algún árbol frutal en febrero conviene realizar en enero los hoyos y rellenarlos con compost o estiércol.

Especies que se pueden sembrar en enero

En semillero protegido: apios, coles de primavera, puerros, escarolas y lechugas.

En siembra directa: Ajos, espinacas y rabanitos.

Es un buen mes para el trasplante de fresas y en zonas templadas para la plantación de frutales de hueso.

Especies que se pueden cosechar en enero

Dependerá del clima del año en cuestión y del clima, si se han dado buenas condiciones y buena planificación podremos cosechar acelgas, alcachofas, brócoli, coles, espinacas, habas, lechugas, puerros y rabanitos, entre otros.

Ruta de navegación

Agenda