Descripción y características: A nivel de producción mundial, la cebada ocupa el cuarto lugar entre los cereales más cultivados. Esto se debe a su amplia adaptación ecológica y su diversidad de aplicaciones.

Es un cultivo muy antiguo, se piensa que fue una de las primeras plantas cultivadas. Hay varios tipos de cebada, los más cultivados son la cebada de 2 carreras (queda solo la espiguilla intermedia ya que las laterales abortan) y la cebada de 6 carreras (se desarrollan tres espiguillas). La de 2 carreras, también llamada tremesina, es la más utilizada en la fabricación de cerveza. La fabricación de cerveza, junto con el alimento para ganado, son los principales usos de la cebada, también se puede mezclar harina de cebada con  harina de trigo y fabricar pan, pero no es muy común.

Clima: No es muy exigente en cuanta a condiciones climáticas, lo que hace que sea un cultivo con alta adaptación. Prefiere climas frescos y algo secos. A partir de 5ºC ya es capaz de germinar, después necesita entre 15 y 20ºC para poder florecer y madurar, soporta bien las heladas. Puede crecer en altas altitudes, en Perú se encuentra hasta los 3000 metros.

Tierra y abonado: No es exigente en cuanto a suelo, se desarrolla bien en casi todo tipos de terreno, menos en suelos muy compactos o pedregosos. Tolera muy bien el calcio, desarrollándose bien en suelos calizos, también tolera bien la salinidad. No necesita mucha materia orgánica, si el terreno es muy pobre conviene añadir algo de compost, pero no demasiado, ya que si hay exceso de nitrógeno la planta tiende a encamarse (se inclina hacia el suelo), se puede añadir ceniza para aumentar el potasio, nutriente que mejora la calidad de la planta.

Siembra de la cebada: En áreas con inviernos muy rigurosos se siembran cebadas de primavera, siendo la época de siembra a partir del mes de marzo. Se recomienda adelantar la siembra en terrenos secos y sueltos, además la siembra temprana favorece la calidad de las cebadas para la fabricación de cerveza. La producción de las cebadas de invierno suele ser mejor que la de las cebadas de primavera. Se puede sembrar a voleo o en líneas, siendo la distancia entre líneas aproximadamente 18 centímetros. La cantidad de semilla varía entre 120 y 180 kilogramos por hectárea, dependiendo de la variedad y de si se siembra en invierno o en primavera (en las siembras de primavera se emplea más cantidad de semilla).

Recolección de la cebada: Es importante recogerla cuando esté completamente madura, nunca antes, esto será cuando las espigas se hayan doblado, los granos se desprendan fácilmente en la mano y la paja esté seca. Se segará para más tarde ser trillada.

Nombre científico: Hordeum vulgare

Familia: Gramineae

Ruta de navegación

Agenda