A la hora de diseñar las rotaciones de cultivo tendremos que tener en cuenta una serie de factores que nos darán las claves para seleccionar la ubicación de los cultivos cada año.

Aspectos a tener en cuenta en las rotaciones:

- Necesidades nutricionales de los cultivos. Dependiendo de las necesidades en nutrientes podemos diferenciar varios tipos de cultivos:

  • Cultivos exigentes. Necesitan gran cantidad de materia orgánica. A este grupo pertenecen muchos cultivos de fruto como el tomate, el pepino, la berenjena, el melón, pero también algunos que no son de fruto, como las coles y el puerro.
  • Cultivos medianamente exigentes. A este grupo generalmente pertenecen les especies de hoja, es decir, acelgas, espinacas, borraja, etc.
  • Cultivos poco exigentes. A este grupo pertenecen de manera general las especies de raíz, como ejemplos la remolacha, la cebolla y el ajo. El guisante aunque no sea de raíz también pertenece a este grupo.

esquema rotacion cultivos

 - Familias. No es conveniente plantar sucesivamente especies de la misma familia en el mismo sitio, ya que hay insectos y enfermedades específicos de una determinada familia, de esta forma un método de control de los mismos es mediante la rotación de cultivos.

Estas son las principales familias botánicas:

  • Compuestas: Lechuga, escarola, cardos, alcachofa, girasol, cártamo.
  • Convolvulácea: Batata o boniato.
  • Crucíferas: Nabo, rábano, colinabo, col, coliflor, col de bruselas, brócoli, colza.
  • Cucurbitáceas: Melón, pepino, sandía, calabaza, calabacín.
  • Gramíneas: Trigo, cebada, centeno, avena, maíz, arroz, alpiste, caña de azúcar.
  • Leguminosas: judía verde, guisante, haba, garbanzo, lenteja, trébol, veza, alfafa, soja, altramuz, almorta, algarroba.
  • Liliáceas: Cebolla, ajo, puerro, charlote, cebolleta, cebollino, espárrago.
  • Lináceas: Lino.
  • Malváceas: Algodón.
  • Quenopodiácea: Remolacha, espinaca, acelga.
  • Rosáceas: Fresa.
  • Solanaceas: Tomate, pimiento, patata, berenjena, tabaco.
  • Umbelífera: Zanahoria, chirivía, apio, perejil.

- Sistema radicular de los cultivos. Existen plantas con sistema radicular profundo y otras con sistema radicular superficial. Lo ideal es ir alternando cada vez una de forma que se van aprovechando elementos nutritivos de varias capas de suelo y se evita que se vayan a capas más profundas por lixiviación.  

- Plantas adventicias. Hay dos clases de cultivos que influirán en el desarrollo de este tipo de plantas:

  • Cultivos limpiadores. Estos son los cultivos que debido a su gran densidad evitan que se propaguen las plantas adventicias. Por ejemplo la patata y las leguminosas.
  • Cultivos infestantes. Estos son los que permiten que proliferen este tipo de plantas. Por ejemplo: zanahorias y cebollas.

- Cultivos precedentes. Las plantas cultivadas tienen una serie de propiedades que dependiendo con la compatibilidad pueden beneficiar o perjudicar al cultivo posterior. Es decir, lo lógico es que a una planta consumidora de nitrógeno le siga una planta que lo acumule, a una planta que deje la tierra compactada le siga una planta que deje la tierra mullida, etc. Por otra parte, quedarán en la tierra exudaciones químicas de los cultivos que afectarán al cultivo posterior, es un fenómeno de alelopatía.

Ruta de navegación

Agenda