Descripción y características: Es originario de China, fue introducido en Europa por los romanos. Es un árbol caduco de 3 a 10 metros de altura. El tronco es erecto con corteza pardo-violácea y agrietada, la copa es redondeada. La parte que se consume, el fruto, es una drupa globosa y amarilla, con piel anaranjada, la parte expuesta al sol se suele teñir de rojo.

Clima: Necesita un periodo de frío invernal, entre 300 y 900 horas de temperatura por debajo de los 7 ˚C, dependiendo de la variedad. Por otra parte, se trata de un árbol que florece muy temprano, entre marzo y abril, antes incluso del nacimiento de las hojas, por lo que es muy susceptible a las heladas tardías de invierno o a las últimas heladas de primavera. También exige calor para que la fruta termine de madurar y es bastante resistente a la sequía. Se desarrolla mejor en lugares aireados y soleados. Su desarrollo óptimo se da entre los 200 y 500 metros de altitud.

Tierra y abonado: Es poco exigente en cuanto a suelos, sólo necesita que haya un buen drenaje y no haya encharcamientos. Cuanto más profundo sea el suelo y mejor se puedan desarrollar las raíces, mejor será la calidad de los frutos. No necesitan un abonado especial y prefieren un suelo algo pobre a un suelo con demasiada materia orgánica.

Labores de mantenimiento del albaricoque: Una de las labores de mantenimiento es el aclareo de frutos, consiste en eliminar el exceso de los mismos con el objetivo de conseguir frutos de mejor calidad y tamaño. Se deben dejar sólo 3 frutos por grupo y una distancia entre frutos de al menos 10 centímetros. Otra labor necesaria es la poda, que tiene como objetivo conseguir árboles bien formados y equilibrados para obtener la máxima producción y calidad de frutos. La poda se puede realizar durante todo el período vegetativo de la planta, puede ser poda en vegetación (primavera-verano) o poda de invierno (otoño-invierno), dependiendo del objetivo de la poda y del desarrollo del árbol. Una vez que haya enraizado no necesita riego, pero habrá que regar abundantemente el primer año, hasta que el árbol se establezca.

Plantación: Se efectúa en otoño y a raíz desnuda. La distancia entre árboles debe ser de 5 metros como mínimo.

Recolección de albaricoques: El árbol comenzará a dar plena producción a partir de los 2-3 años de la plantación. Los frutos deben recogerse cuando estén maduros, esto se determinará por el color y la consistencia, teniendo que estar amarillos y algo blandos, pero no demasiado.

Nombre científico: Prunus armeniaca B.

Familia: Rosaceae

Ruta de navegación

Agenda