Dedicaremos un apartado al azafrán, ya que se trata de una planta que tiene múltiples propiedades tanto medicinales como alimentarias y se cultiva en grandes extensiones, no habiendo variado su forma de cultivo en muchos siglos, y siendo una especia muy codiciada, tanto por sus propiedades como por su alto valor económico, ya que necesita mucha mano de obra.

Descripción y características: Es una planta herbácea y perenne. Posee un bulbo sólido de 2,5 a 3 cm de diámetro con una yema terminal o apical y frecuentemente otra lateral que dan origen a las hojas. En cada tallo suelen aparecer de 1 a 3 flores. Estas flores son de color violáceo y constan de 6 pétalos. La parte de la planta por la que es cultivada son los estigmas de la flor. Se encuentran 3 estigmas por cada flor, son de color amarillo rojizo o anaranjado, de 3 a 4 centímetros de largo. El azafrán se usa hace muchos siglos, fueron los árabes quienes introdujeron su cultivo en España. Actualmente España es el primer país productor de esta especia, teniendo fama el azafrán de Castilla La Mancha.

Clima: Resisten climas extremos desde -12ºC en invierno a 40ºC en verano, pero son muy sensibles a las heladas tempranas, ya que puede encontrarse en plena floración. Las necesidades hídricas se estiman en unos 600-700 mm de agua anuales. Aproximadamente con dos precipitaciones copiosas al año coincidentes con los períodos de diferenciación y floración, la planta puede satisfacer sus requerimientos hídricos.

Tierra y abonado: No es exigente en cuanto a suelo, prefiere los suelos algo calizos y aireados. Es importante que los suelos estén mullidos y que sean algo profundos. En cuanto al abonado, conviene añadir estiércol unos 3 meses antes de la plantación en torno a 20000 kilogramos por hectárea.

Siembra del azafrán: La época de plantación es entre mayo y junio. Conviene plantar después de unos días de lluvias para que el terreno no esté muy seco. Es importante la profundidad de plantación, tiene que estar entre 15 y 20 centímetros, ya que si no puede ser que los bulbos sufran daños. Se planta en hileras, introduciendo el bulbo en la tierra. El marco de plantación es de 10 centímetros entre bulbos y unos 25 o 30 centímetros entre hileras. La cantidad de bulbos por hectárea está en torno a 5000 kilogramos.

Labores y mantenimiento: Es importante la preparación del terreno antes de la siembra, arándolo hasta una profundidad de 40 centímetros. Lo ideal es realizar esta labor en los meses de marzo o abril precediendo a la plantación de mayo o junio. Un mes después de plantar los bulbos conviene dar una cava de unos 10 centímetros de profundidad si se observa la presencia de muchas hierbas competidoras. Unas semanas antes de la floración es preferible realizar otra cava para romper la costra superficial  y favorecer la floración. En mayo es conveniente aportar algo de abono y mantener el suelo libre de plantas competidoras. Después del tercer o cuarto año de cultivo es aconsejable levantar el azafranal (entre mayo y junio) y trasladarlo a otro terreno, los bulbos extraídos deben ser limpiados y se seleccionarán los mejores para la siguiente siembra. En el lugar donde plantamos azafrán conviene no volver a repetir este cultivo hasta pasados aproximadamente  15 años.

Recolección del azafrán: La época de recolección va de finales de Octubre a mediados de Noviembre. La víspera de la aparición de las primeras flores asoman los tallos. La recolección de la flor es preciso hacerla todos los días desde la salida del sol, hasta que el sol comienza a calentar, en otro caso la flor se puede marchitar. En el caso de que haya escarcha es conveniente esperar a que esta desaparezca antes de comenzar la recolección. Una vez recolectado se realizará “la monda” que consiste en separar los estigmas de la flor, se realizará el mismo día de la recolección o como muy tarde al día siguiente, ya que si no se puede estropear el producto.  Una vez realizada esta labor se secarán estos estigmas, normalmente se utiliza un cedazo de tela sobre una fuente de calor (por ejemplo, brasas o sobre una estufa de gas) y se voltean durante 10 minutos, este proceso es muy importante porque de él también dependerá la calidad del producto obtenido.

Nombre científico: Crocus sativus

Familia: Iridaceae

Ruta de navegación

Agenda