En la actualidad hay serios problemas en cuanto a la obtención de agua en muchos puntos del planeta, por este motivo se vuelve imprescindible ahorrar agua en la medida de lo posible, sobre todo si el cultivo se plantea como ecológico. Uno de los sistemas de riego que más ahorran en agua y que por lo tanto son muy utilizados en zonas áridas es el riego por goteo.

Consiste en un sistema de tuberías y goteros por los que sale el agua que se infiltra hacia las raíces de las plantas irrigando directamente la zona de influencia de las mismas.

Elementos que componen un sistema por goteo:

  • Manguera: las que han mostrado mejores resultados son las mangueras flexibles de polietileno negro, que son las que se usan de manera habitual. Necesitaremos mangueras de diversos grosores, de 25-33 mm para la toma general, 25-30 mm la manguera de distribución a los bancales y 12-18 mm la manguera donde se incorporarán los goteros para el riego de los bancales o surcos.
  • Goteros: Existen goteros individuales que conectaremos a las mangueras o existen mangueras con goteros ya incorporados. Cada tipo tiene una serie de ventajas e inconvenientes.
  • Filtros: Son unas piezas cuyo objetivo es retener las impurezas que de otra forma obstruirían los goteros. Dependiendo de la pureza del agua que utilizamos los filtros serán de una forma u otra. Conviene limpiar los filtros de vez en cuando para que no se obstruyan.
  • Programadores de riego: Es un aparato que abrirá o cerrara las válvulas de riego de forma que nos permite programar el tiempo de riego y por lo tanto nos permite ausentarnos del huerto sin que las plantas se sequen. Suelen funcionar a pilas, así que habrá que tener cuidado en que no se acaben ya que si no se puede producir una falta de riego e incluso la muerte del cultivo si la sequía fuera muy severa.

El riego por goteo se usa sobre todo en zonas áridas donde el agua es un factor limitante, por ejemplo se usa bastante en la zona de Almería y Murcia. Estas son algunas de las ventajas del riego por goteo frente a otros sistemas de riego:

  • Reducción de la evaporación del agua del suelo, lo que conlleva una reducción significativa de las necesidades de agua, ya que se hace un uso más eficiente, se riega en las zonas donde las plantas más aprovechan el agua.
  • Disminuye la mano de obra o tiempo que se dedica al riego, ya que este sistema nos permite automatizarlo.
  • Se pueden utilizar aguas más salinas que con otros sistemas de riego, debido al mantenimiento de alta humedad en la zona radical.
  • Se adapta mejor a terrenos rocosos o con altas pendientes.
  • Reduce la proliferación de hierbas adventicias, ya que sólo se riegan las zonas que nos interesa.
  • La principal ventaja es que se reduce el gasto de agua, más aún si lo combinamos con otras técnicas, como el acolchado del suelo.

También tiene inconvenientes:

  • Para superficies de cultivo muy grandes el coste de instalación es muy elevado y para huertos más pequeños el montaje es algo costoso, en cuanto a lo que dificultad y tiempo se refiere.
  • Alto riesgo de obturación de los goteros. Este puede considerarse el principal problema en riego por goteo. Por esta razón, es muy importante el sistema de filtración implantado, que dependerá de las características del agua utilizada. Hay incluso sistemas que funcionan con aguas residuales. Se puede dar la situación de que sólo se obturen algunos goteros, no nos demos cuenta y por lo tanto el riego no se haga de manera uniforme, padeciendo algunas plantas estrés hídrico, incluso pudiendo llegar a la muerte por esta causa.

Ruta de navegación

Agenda