Descripción y características: Se trata de una planta autóctona y suele asilvestrarse con facilidad. Es una planta bianual y de ciclo largo que no forma raíz o fruto comestible, se consumen las hojas.

Tierra y abonado de las acelgas: Se adapta bien a casi todo tipo de tierra, aunque prefiere las tierras arcilloso-silíceas. No es muy exigente en cuanto a nutrientes pero es conveniente aportes regulares de compost muy maduro o lombricompost en la fase de desarrollo.

Siembra de las acelgas: Se pueden sembrar todo el año, aunque en zonas frías la época óptima de siembra es entre marzo y octubre. El marco de plantación es de 30 a 40 centímetros entre plantas. Antes de la siembra conviene laborar el suelo, ya que crecen mejor en suelo mullido.

Labores y mantenimiento de la acelga: Es recomendable para esta planta realizar un acolchado, ya que así evitaremos en alto grado la competencia con plantas adventicias y se ahorrará en riego. Necesitan un riego frecuente pero evitando el encharcamiento. Se deben tomar precauciones para evitar daños masivos causados por caracoles, babosas y pájaros.

Recolección de acelgas: Se puede recolectar la planta entera cuando tenga un tamaño adecuado o se pueden cosechar las hojas exteriores que serán las más grandes y maduras, dejando las interiores que irán rebrotando. Es mejor recolectarlas con un cuchillo o tijera, ya que si se arrancan cabe el riesgo de desarraigar la planta.

Nombre científico: Beta vulgaris var. cicla

Familia: Quenopodiaceae.

Ruta de navegación

Agenda

Aviso legal - Políticas de privacidad - Contacto

Todos los artículos de esta página web están registrados bajo licencia Creative Commons. Más información en:

derechos autor