Descripción y características: El calabacín es originario de América y fue introducido en Europa a principios del siglo XVI.

 

Es una planta herbácea, anual y de porte rastrero. El principal interés de su cultivo es el fruto que consiste en una baya carnosa que puede presentar formas alargadas o redondas. También tiene cierto interés culinario las flores. Es una planta monoica, en la misma pata tiene flores masculinas y femeninas.

Tierra y abonado: Se desarrolla bien en suelos de textura franca, ricos en materia orgánica y bien drenados, pero que mantengan la humedad. Necesita grandes aportes de compost de 3 a 5 kg por mata.

Siembra del calabacín: La siembra puede ser directamente de semilla o mediante trasplante. La época de siembra es entre marzo y abril. El marco de plantación será de 90 centímetros entre matas.

Labores y mantenimiento: Acolchar con paja para ahorrar agua y vigilar los ataques de babosas son algunas de las labores de mantenimiento de este cultivo. También será necesario realizar un tutorado ya que a veces los frutos son bastante pesados. Si se quiere fortalecer las raíces y tallos se puede hacer un aporcado a los 15-20 días de la nascencia.

Recolección del calabacín: La recolección de los primeros calabacines será a los 60 o 90 días de la siembra, pero la mata puede estar dando calabacines 4 o 5 meses, es un cultivo muy productivo. Hay que cosechar los calabacines tiernos, evitando que engorden demasiado, ya que cuando empiezan a formar semillas, se debilita la planta y se bloquea la producción.

Nombre científico: Cucurbita pepo L.

Familia: Cucurbitaceae

Ruta de navegación

Agenda

Aviso legal - Políticas de privacidad - Contacto

Todos los artículos de esta página web están registrados bajo licencia Creative Commons. Más información en:

derechos autor