Descripción y características: Es una planta herbácea y anual. La parte que se consume es su fruto, las semillas del fruto también se pueden consumir.

Existen múltiples variedades de calabazas, de distintos tamaños y colores, algunas son mejores para asar, otras para cocer y muchas son usadas en elaboración de dulces.

Tierra y abonado: No es muy exigente en suelo, adaptándose bastante bien a casi todo tipo de tierra, aunque necesita grandes aportes de abono, no hace falta que sea abono muy descompuesto.

Siembra de la calabaza: La época óptima de siembra es entre marzo y abril, pudiendo ser siembra directa o en semilleros. Es importante dejar bastante espacio entre matas ya que la calabaza se desarrolla horizontalmente, el marco de plantación es aproximadamente 120 por 90 centímetros. La calabaza es exigente en cuanto a temperatura, desarrollándose bien entre 20ºC y 30º C, así que es importante plantarlas una vez que hayan pasado las heladas. Se debe elegir adecuadamente el lugar donde se vayan a plantar, ya que debe tener una buena exposición al sol, la iluminación es imprescindible para su buen desarrollo. La plantación, sea por semilla o trasplantando las plantitas desde el semillero, se realiza enterrando dos o tres semillas juntas en cada hueco. Se pueden plantar directamente en el terreno o en caballones.

Labores y mantenimiento: Conviene acolchar el terreno para ahorrar agua, la calabaza aunque no es demasiado exigente en cuanto a agua y puede cultivarse en secano, reacciona mal ante situaciones de sequía, por lo que hay que tener cuidado de que no le falte el agua, sobre todo en su fase de desarrollo. Otra labor que puede ser interesante para favorecer el desarrollo del fruto es realizar un corte en la rama superior donde esté creciendo la calabaza para que de esta forma el fruto aproveche más los nutrientes. Si en la misma rama hay dos calabazas se puede realizar un acodo, es decir realizar un pequeño corte  en la rama en la que están  las calabazas y después recubrirlo de mantillo o sustrato húmedo y enterrarlo, entonces echará raíces y se podrán obtener más nutrientes del suelo.

Recolección de las calabazas: El momento de recolectar la calabaza es entre septiembre y octubre. Se sabrá que la calabaza está madura porque cambia de color y su piel se endurece. Es conveniente dejar un pedúnculo de algunos centímetros pues esto ayudará a que se conserve mejor.

Nombre científico: Cucurbita maxima

Familia: Cucurbitaceae

Ruta de navegación

Agenda

Aviso legal - Políticas de privacidad - Contacto

Todos los artículos de esta página web están registrados bajo licencia Creative Commons. Más información en:

derechos autor