Descripción y características: El origen primario de la cebolla se localiza en Asia central, y como centro secundario el Mediterráneo.

Existen muchas variedades de cebolla y combinándolas se puede disponer de cebollas frescas prácticamente todo el año. La parte de la planta que se consume es el bulbo, aunque las hojas verdes también se pueden utilizar.

Tierra y abonado: Se desarrollan bien en tierras frescas y ligeras, bien aireadas y ricas en humus. Tienen una exigencia media de nutrientes, conviene añadir compost antes de realizar la plantación, nunca aportar abono fresco, ya que les es muy desfavorable.

Siembra de la cebolla: Se puede realizar siembra directa o se pueden sembrar en semilleros y posteriormente trasplantarlas. Tienen dos épocas de plantación, de enero a marzo y de agosto a septiembre. En ambos casos si se siembra en semillero (que es el método más usado para este cultivo) se realizará el trasplante a los 3 o 4 meses de la siembra. El marco de plantación será de 10 a 20 centímetros entre plantas y de 25 a 30 centímetros entre líneas. A la hora de realizar el trasplante es importante cortar las raíces a 1 o 2 centímetros de la base, para asegurar un mejor rebrote de raíces y un mayor desarrollo de los bulbos. Si el método de cultivo que tenemos en el huerto es de bancales, la cebolla se podrá plantar en los laterales de los bancales, ya que no requiere mucho espacio. Hace buena asociación con la zanahoria, por lo que se pueden plantar intercaladas.

Labores y mantenimiento: No requiere muchas labores. Es conveniente establecer un control sobre las hierbas competidoras. Por otra parte cuando el bulbo esté completamente formado hay experiencias que aconsejan doblar el tallo para evitar el espigado y favorecer que la cebolla engrose, otras experiencias sin embargo no aconsejan esta técnica y en su lugar proponen levantar ligeramente las cebollas con la horca o azada a mediados de verano para que la cebolla no acumule agua.

Recolección de cebollas: El momento de recolección es aproximadamente a los 3 o 4 meses del momento de trasplante. También dependerá de si queremos la cebolla para consumirla en el momento o la queremos para guardar. Si la queremos para guardar la recolectaremos cuando 2/3 de las hojas estén secas y si la queremos para consumir en el momento basta con que las hojas empiecen a amarillear, esto será signo de que el bulbo ya está maduro. Una vez recolectadas las cebollas conviene dejarlas 1 o 2 días sobre el terreno o sobre un pallet siempre que no haya precipitaciones, de esta forma se guardarán bien secas.

Nombre científico: Allium cepa L.

Familia: Liliaceae

Ruta de navegación

Agenda

Aviso legal - Políticas de privacidad - Contacto

Todos los artículos de esta página web están registrados bajo licencia Creative Commons. Más información en:

derechos autor