Descripción y características: Son una variedad de la col silvestre.

Su cultivo se inició en el siglo XIX en el norte de Francia y Bélgica, su producción cercana a la capital de esta última, Bruselas, dio origen a su nombre. A lo largo del tallo se van formando yemas que evolucionan dando lugar a pequeños repollos, que son las coles de Bruselas. Son características por su pequeño tamaño en comparación con el resto de coles.

Tierra y abonado: Necesita suelos con mucho aporte de nutrientes y calizos. Conviene realizar un buen abonado preferiblemente en invierno. Hay que tener cuidado de que no haya nitrógeno en exceso, ya que esto puede propiciar que los cogollitos se abran y tengan un sabor ácido.

Siembra de coles de bruselas: La siembra se realizará entre abril y junio. Se puede realizar siembra directa o en semilleros y posterior trasplante, siendo más usual la siembra en semilleros y su posterior trasplante cuando la planta alcanza entre 10 y 15 centímetros de altura. El marco de cultivo será de 50 centímetros entre plantas y 60 centímetros entre hileras.

Labores y mantenimiento: Conviene aporcar el tallo, controlar las hierbas competidoras y entutorar con cañas.

Recolección de coles de bruselas: Se comienzan a recolectar desde el mes de agosto, y dependiendo del clima del lugar y la época de siembra puede mantenerse la producción incluso hasta noviembre. Se van recogiendo en primer lugar las coles que nacen en la parte inferior del tallo y se irá progresando hasta la parte superior conforme se vayan consumiendo. Es conveniente arrancar las hojas que van quedando debajo de las coles que vamos recolectando.

Nombre científico: Brassica oleracea var gemmifera

Familia: Cruciferae

Ruta de navegación

Agenda

Aviso legal - Políticas de privacidad - Contacto

Todos los artículos de esta página web están registrados bajo licencia Creative Commons. Más información en:

derechos autor