Descripción y características: La peculiaridad de esta col es que la parte que se consume es la raíz.

Se originó a partir de un cruce entre el repollo  y el nabo (Brassica rapa). Se cultiva en el norte de Europa y Norteamérica, donde forma parte importante de la gastronomía. Se trata de una raíz redondeada de piel verde o violácea y pulpa amarilla o blanca, su dimensión es aproximadamente de 10 cm de longitud y 9 cm de diámetro. El sabor es intermedio entre el nabo y la col.

Tierra y abonado: Se desarrolla bien en suelos profundos, bien fertilizados que retengan bien la humedad, pero sin problemas de encharcamientos.

Siembra del colinabo: La época de siembra es entre marzo y julio. El método que mejor resultados da con este cultivo es la siembra en semillero y su posterior trasplante al terreno. El marco de plantación es menor que para otro tipo de coles, ya que ocupa menos espacio, será aproximadamente de 30-35 cm entre plantas por 35-40 cm entre líneas.

Labores y mantenimiento: No es muy exigente en terreno, aunque tiene mejor desarrollo en tierras francas y mullidas. Es exigente en cuanto nutrientes y humedad, por lo que necesitará una buena aplicación de compost tras la siembra, un acolchado de paja y un riego constante que mantenga la humedad, le es muy desfavorable el encharcamiento.

Recolección de los colinabos: El momento de la recolección habrá llegado cuando la raíz abultada que sobresale del suelo tenga el tamaño de una pelota de tenis, no conviene dejarlo crecer más porque puede volverse fibroso y áspero, y por lo tanto perderse la calidad del producto. La cosecha podrá ser paulatina, ya que el colinabo aguanta muy bien el permanecer en el terreno, incluso con bajas temperaturas.

Nombre científico: Brassica napobrassica

Familia: Cruciferae

Ruta de navegación

Agenda

Aviso legal - Políticas de privacidad - Contacto

Todos los artículos de esta página web están registrados bajo licencia Creative Commons. Más información en:

derechos autor