Descripción y características: La esparraguera es una planta herbácea perenne que tiene su origen en Asia Menor.

El cultivo del espárrago puede durar hasta 10 años a efectos de tener rendimientos rentables, por lo tanto no se planta en bancales incluidos en rotación de cultivo, sino en bancales que quedarán fijos para este cultivo.

La esparraguera tiene una parte subterránea, constituida por raíces y yemas, llamada comúnmente “garra”, de aquí surgirán tallos carnosos comúnmente llamados “turiones” que son la parte que se consume. Mientras está creciendo el espárrago es blanco, cuando emerge, se carga de clorofila y pasa a ser espárrago verde. Por tanto espárragos verdes y blancos son la misma especie pero varía la forma de cultivarlos.

Por otra parte, hay otra especie de espárrago que crece de forma asilvestrada pero que también se puede cultivar, el espárrago triguero (Asparagus acutifolius), cuando el cultivo que se quiere conseguir es espárrago verde conviene plantar esta especie ya que tiene más sabor que la especie que se utiliza para conseguir espárragos blancos.

Tierra y abonado: Se desarrollan bien en suelos aireados y con abundante materia orgánica, prefieren la textura arenosa a la arcillosa, pero se adaptan bien a casi todo tipo de suelos. No se desarrollan bien en suelos pedregosos y no soportan el encharcamiento. El espárrago tiene moderados requerimientos nutritivos, por lo que hay que realizar algo de abonado pero no en exceso. Como la planta quedará en el lugar donde la plantemos por lo menos 10 años, conviene realizar un abonado de fondo antes de realizar la siembra. Este cultivo es exigente en boro, por lo que lo ideal es que el abonado sea de compost realizado a partir de estiércol. Después cada año conviene realizar un aporte de abono para que la tierra no se desgaste. Es importante no realizar el abono durante la fase de desarrollo del turión, conviene realizarlo antes o después.

Siembra de espárragos: La plantación de espárragos en el terreno es a partir de las marras. Las marras las podemos conseguir plantando la semilla en semillero y un posterior trasplante al terreno o comprándolas directamente en algún vivero o centro especializado, esta última es la opción más común, ya que el proceso de obtención de marras es laborioso y la obtención de estas en vivero es relativamente económico. La separación entre marras será de 30 a 40 centímetros. La plantación puede ser en zanjas o en caballones. Se realiza en invierno.

Labores y mantenimiento: En el caso de que queramos conseguir espárragos blancos será obligatorio realizar un aporcado, es decir, acumular tierra sobre el rizoma según vaya creciendo la planta. Será necesario en esta tarea dejar siempre una parte de la planta en el exterior para que siga realizando la función fotosintética y por lo tanto se sigan desarrollando y creciendo así los turiones. Por lo demás, las tareas de mantenimiento que conlleva este cultivo es controlar las plantas adventicias, acolchar y realizar una poda cuando se seca la parte externa, después de recoger los espárragos.

Recolección de espárragos: La cosecha se llevará a cabo cuando los espárragos tengan un considerable tamaño y estén tiernos, no hay que esperar a que se endurezcan ya que perderían calidad. La época de recogida es en primavera, variará un poco dependiendo del clima, pudiendo ser entre febrero y mayo. Se realizará de manera paulatina, ya que no todos los espárragos llegarán a su desarrollo óptimo al mismo tiempo.

Nombre científico: Asparagus officinalis y Asparagus acutifolius (espárrago triguero)

Familia: Liliaceae

Ruta de navegación

Agenda

Aviso legal - Políticas de privacidad - Contacto

Todos los artículos de esta página web están registrados bajo licencia Creative Commons. Más información en:

derechos autor