Descripción y características: El guisante es un cultivo muy antiguo, es difícil por lo tanto precisar su origen, pero se piensa que quizás fuese oriente próximo.

En Europa se cultivan y comercian desde relativamente poco tiempo, antes eran muy utilizados para forraje.

Actualmente su consumo está muy extendido, aunque es común su venta como producto congelado o conservas, siendo menor su consumo como guisante fresco.

Se trata de una hierba anual trepadora. Produce vainas de 5 a 10 cm de largo y suelen tener de 4 a 10 semillas. Estas semillas son lo que conocemos con el nombre de guisantes y frescos se pueden consumir con o sin la vaina.

Tierra y abonado: Se adaptan a casi todo tipo de suelos, pero prefieren tierra franca, ligera y humificada. Les afecta negativamente tanto la sequía como los encharcamientos. No son muy exigentes en cuanto a nutrientes, como es una leguminosa el nitrógeno lo atrapa de la atmósfera y lo fija con las bacterias de sus raíces. Agradecen un aporte de compost muy descompuesto en la etapa de crecimiento.

Siembra del guisante: Tiene dos épocas de siembra, o bien de octubre a diciembre, o en primavera, entre febrero y mayo (esta época es adecuada para climas fríos). La siembra será directa en hoyos en los cuales situamos de 3 a 4 semillas, espaciando los hoyos 25 centímetros entre sí y las líneas entre 40 y 60 centímetros. A la hora de sembrar conviene que la tierra este húmeda, pero es mejor no regar después de sembrar, ya que se podrían pudrir las semillas.

Labores y mantenimiento: Cuando las plantas alcancen entre 10 y 15 centímetros de altura es preferible hacer un control de las hierbas competidoras, agregar un poco de compost bien descompuesto o lombricompost y acolchar el terreno. Los guisantes no son muy exigentes en agua por lo que con el riego propio de la época debería ser suficiente, no obstante si hubiese sequía convendría aportar algo de riego. Es necesario crear una estructura de entutorado, ya que se trata de una especie trepadora, aunque dependerá de la variedad elegida, algunos son más trepadores que otros.

Recolección de guisantes: Suelen tardar aproximadamente dos meses en empezar a dar cosecha, aunque esto también dependerá del clima. Se debe recolectar antes de que las vainas se hagan demasiado fibrosas. Una vez realizada la recolección se cortan las plantas a nivel del suelo y se dejan las raíces para que se descompongan ya que estás aportarán así nitrógeno al suelo para las siguientes cosechas.

Nombre científico: Pisum sativum

Familia: Leguminosae

Ruta de navegación

Agenda

Aviso legal - Políticas de privacidad - Contacto

Todos los artículos de esta página web están registrados bajo licencia Creative Commons. Más información en:

derechos autor