Descripción y características: La lechuga es una planta anual ya que existen variedades adaptadas a todas las temporadas, pudiendo así disfrutar de lechuga fresca prácticamente todo el año.

No está claro su origen. En su estado silvestre son plantas pequeñas y de sabor amargo, pero la selección del hombre a lo largo del tiempo ha propiciado que actualmente haya gran variedad de lechugas con buenas cualidades en lo referente al sabor y la textura.

Tierra y abonado: Se desarrollan bien en tierras fértiles, ricas en humus y que retengan bien la humedad. Son medianamente exigentes en nutrientes, por lo que en tierras pobres o que antes no han sido cultivadas lo ideal es añadir 3 kg de compost maduro o lombricompost por metro cuadrado.

Siembra de la lechuga: El método de reproducción puede ser siembra directa, pero da mejor resultado la siembra en semilleros y su posterior trasplante al terreno. La distancia de plantación en hileras es de 40-50 cm de distancia y 20-30 cm entre plantas. Hay variedades para cada periodo del año, así que con una buena planificación se puede consumir lechuga fresca todo el año, no obstante la época más propicia es entre marzo y septiembre, protegiendo a las lechugas del sol los meses más calurosos para que no espiguen. La siembra conviene que sea escalonada, ya que la lechuga es un producto perecedero que conviene cosechar de manera paulatina. Las semillas de lechuga no resisten un almacenamiento prolongado, por lo que es recomendable obtener nueva semilla cada primavera.

Labores y mantenimiento: Después de la plantación conviene agregar el compost bien descompuesto o lombricompost y acolchar. La lechuga necesita mínimo dos riegos por semana, pero sobre todo necesita que siempre haya humedad en el terreno. En el caso de que queramos blanquear la lechuga el método consistirá en atar la lechuga sobre si misma 5 días antes de la recolección. Habrá que tener especial cuidado con el pulgón negro, aunque si las condiciones de humedad son idóneas y existe biodiversidad en el huerto, es raro que aparezca un problema de plaga.

Recolección de lechugas: Normalmente el tiempo de cultivo hasta la recolección suele ser de entre 70 y 90 días, aunque en verano este tiempo se puede reducir a un mes. Se puede cosechar la planta entera o se  pueden ir recogiendo las hojas que estén maduras según las necesidades de consumo.

Nombre científico: Lactuca sativa L.

Familia: Compositae

Ruta de navegación

Agenda

Aviso legal - Políticas de privacidad - Contacto

Todos los artículos de esta página web están registrados bajo licencia Creative Commons. Más información en:

derechos autor