Descripción y características: Se trata de una planta rastrera con hojas anchas, tallos ligeramente espinosos (que pueden llegar a trepar si se les proporciona el soporte adecuado) y flores amarillas.

Los frutos son la parte de la planta que se consume y pueden ser de diversos tamaños y colores, según la variedad. Lo mejor es conseguir variedades adaptadas a la zona donde se va a llevar a cabo el cultivo. Para su correcto desarrollo, el melón requiere de temperaturas altas y baja humedad. Cuanto más alta sea la temperatura del día y más baja la de la noche los frutos resultarán más dulces y perfumados.

Tierra y abonado: Este cultivo tiene un desarrollo óptimo en tierras francas, mullidas y bien abonadas. Es una buena opción añadir algunas paladas de compost maduro en el hoyo donde vamos a realizar la siembra.

Siembra de melones: El momento de la siembra es entre abril y mayo. La siembra puede ser directa o en semillero para su posterior trasplante, en el caso de que la siembra sea en semillero conviene hacerla un poco antes, en marzo y mantener la plántula protegida. Hay que tener especial cuidado a la hora del trasplante ya que las raíces son muy sensibles. En la plantación se dejará una distancia de 80 centímetros entre hoyos y un metro entre líneas. Se debe elegir un lugar soleado ya que este cultivo necesita mucho sol.

Labores y mantenimiento: Lo ideal es que cuando la planta tenga entre 4 y 6 hojas se deposite compost sobre la tierra y se realice un acolchado. También es necesario realizar escardas para controlar a las hierbas competidoras. En lugares fríos es conveniente cubrir con plásticos, realizando una especie de tunelillos de forma que se incremente la temperatura, en este caso es importante retirar los túneles cuando empiece la floración, para que se pueda producir la polinización. También le beneficia a este cultivo labores de poda, sobre todo si el clima no le es favorable, para que se complete la formación y maduración de los melones. Por otra parte, este cultivo no es muy exigente en riego, pero si hay sequía conviene regarlo por goteo, sobre todo en la etapa de crecimiento, retirándolo cuando el melón comienza a madurar. No soporta un exceso de riego.

Recolección de melones: Se realizará cuando estimemos que los melones están maduros, nos guiaremos por la coloración del melón u observando cuando el pedúnculo empieza a separarse o se empieza a debilitar. También es un signo de la maduración del melón cuando se seca la hoja que va pegada al mismo. La duración del cultivo suele estar en torno a 4 meses.

Nombre científico: Cucumis melo L.

Familia: Cucurbitaceae

Ruta de navegación

Agenda

Aviso legal - Políticas de privacidad - Contacto

Todos los artículos de esta página web están registrados bajo licencia Creative Commons. Más información en:

derechos autor