Descripción y características: Planta herbácea anual originaria de Asia. La parte que se consume es el fruto. Es un cultivo muy productivo.

Existen muchas variedades, conviene plantar variedades adaptadas a la zona y el clima para asegurarse un buen cultivo. Es de la misma familia que el melón y su cultivo es parecido.

Tierra y abonado: Se desarrolla bien en suelos de estructura suelta, bien drenados y con suficiente materia orgánica. No tolera bien las sales. Son medianamente exigentes en nutrientes, conviene hacerles un buen aporte de compost bien descompuesto.

Siembra de pepinos: La siembra es muy parecida a la de los melones, se hacen hoyos donde antes se ha depositado algo de compost y cuando la planta tenga unas pocas hojas se añade compost y se acolcha. El marco de plantación es algo menor, ya que los pepinos necesitan menos espacio ya que además se pueden entutorar. La época de siembra es entre marzo y junio.

Labores y mantenimiento: Es una planta exigente en humedad pero no tolera bien el exceso de agua por lo que lo más adecuado es la implantación de un riego por goteo, además es importante no mojar las hojas al regar, ya que es sensible a la proliferación de oídios. Se realizará un entutorado mediante enrejado o cañas dispuestas en forma de tienda de campaña. Se guiarán los tallos sobre el soporte y es conveniente despuntar los tallos una vez que hayan alcanzado el extremo superior. Se irán quitando las hojas viejas, amarillas o enfermas.

Recolección de pepinos: Se realizará a los 3 o 4 meses de la siembra, una vez que los pepinos estén bien desarrollados y antes de que empiecen a amarillear.

Nombre científico: Cucumis sativus L.

Familia: Cucurbitaceae

Ruta de navegación

Agenda

Aviso legal - Políticas de privacidad - Contacto

Todos los artículos de esta página web están registrados bajo licencia Creative Commons. Más información en:

derechos autor