Descripción y características: Se trata de una planta bianual, es decir necesita 2 años para completar su ciclo biológico, pero como en el cultivo lo que interesa es la raíz se cosechan al poco tiempo de ser plantadas.

Existen múltiples variedades de zanahoria, por lo que hay raíces muy diversas en cuanto a forma, tamaño y color. Se pueden ir probando distintas variedades hasta que encontremos la que mejor se adapta a  nuestro clima y terreno.

Tierra y abonado: Es un cultivo exigente en cuanto a suelo. Requiere de suelos aireados, frescos, fértiles y algo arenosos. No se desarrolla bien en suelos compactados o pedregosos. Es poco exigente en cuanto a nutrientes, tolera mal el exceso de compost o materia orgánica poco descompuesta. Tendrá suficiente para su desarrollo con los restos de los cultivos anteriores, pero si la tierra es muy pobre se puede añadir un poco de lombricompost, 1 o 2 kg por metro cuadrado. Como es una planta de raíz también le vendrá muy bien un aporte de potasio, que se podrá hacer mediante hojas de consuelda o ceniza. Para que este cultivo se desarrolle de forma óptima es importante tener bien establecido el sistema de rotaciones de cultivos.

Siembra de zanahorias: La siembra se realiza de forma directa en el terreno, a voleo o en línea. La época de siembra dependerá de la variedad y del clima. La semilla nunca germinará si la temperatura del suelo es inferior a 5ºC. En general, el momento óptimo para la siembra va de febrero a octubre, en las zonas cálidas se puede adelantar y en las zonas frías es mejor esperarse a abril. Se pueden poner las semillas en agua un par de días antes de la siembra para favorecer su germinación. Las semillas de zanahoria son muy pequeñas, por lo que es difícil guardar las distancias del marco de plantación, por lo que conviene sembrarlas a voleo o si se siembran en línea un método es mezclarlas con arena fina y esparcirlas de manera uniforme. Apenas se deben enterrar, la profundidad de plantación está en torno a los 5 milímetros. Después habrá que realizar un clareo dejando una distancia de 5 a 10 centímetros entre plantas y 10 a 20 centímetros entre líneas. Al comienzo las plántulas de zanahoria no tienen mucha fuerza, por lo que un método para ayudarlas en sus primeras fases de crecimiento es cubrirlas con una fina capa de mantillo que evitará que se haga costra, facilitando así su emergencia, además el mantillo, al ser más oscuro, propiciará el aumento de temperatura en el suelo. Lo normal es que las zanahorias comiencen a asomar al exterior a los 10-15 días de la siembra. Conviene hacer una siembra escalonada para que la cosecha sea paulatina.

Labores y mantenimiento: A este cultivo por sus características no le conviene el acolchado, y al ser de crecimiento lento, habrá que tener especial cuidado con las hierbas competidoras, que tratarán de invadir su terreno. Necesitan un riego frecuente y regular, no toleran bien la sequía. En cuanto a plagas y enfermedades, en gran parte se evitarán planeando una buena asociación de cultivos.

Recolección de la zanahoria: El periodo entre siembra y recolección dependerá de la variedad, pero generalmente está en torno a los 4 o 5 meses.

Nombre científico: Daucus carota L.

Familia: Umbelliferae

Ruta de navegación

Agenda

Aviso legal - Políticas de privacidad - Contacto

Todos los artículos de esta página web están registrados bajo licencia Creative Commons. Más información en:

derechos autor