A la hora de iniciar el cultivo de un huerto ecológico tenemos múltiples opciones sobre cómo hacerlo y todas coinciden en estos principios: respeto al suelo y su fertilidad y a la biodiversidad.

Para orientar nuestras preferencias debemos definir:

  1. Espacios de cultivo.
  2. Laboreo o no laboreo.
  3. Diseño de los espacios de cultivo.

Espacios de cultivo

En horticultura ecológica el respeto al suelo es fundamental ya que vamos a cultivar de forma continuada con especies muy exigentes. Será imprescindible una adecuada rotación de familias de al menos cuatro años. Esto nos lleva a repartir nuestro espacio en cuatro zonas en las que se sucedan las hortalizas anuales además de las zonas para permanentes (fresas, espárragos, alcachofas) y acompañantes (aromáticas, flores).

Laboreo o no laboreo

Las dos opciones serán adecuadas en nuestro cultivo ecológico si se realizan de forma racional. Ambas deben conseguir que la tierra permanezca en condiciones óptimas para la vida en ella y hacerlos con la tierra en tempero.

  • Laboreo: las labores de preparación para la siembra y escarda conllevan movimiento de tierra, sin voltear capas, simplemente airear. Se podrá hacer de forma manual o mecánica.
    • Laboreo manual: con una azada de púas o una laya se remueve la zona que vamos a cultivar preparándola para la siembra.
    • Laboreo mecánico: con motocultor se prepara el suelo con los pases mínimos sin llegar a pulverizar el suelo.
  • No laboreo: las zonas de cultivo han de quedar bien delimitadas para no ser pisadas. Se hará una primera labor que se debe mantener en el tiempo a base de tener una cobertura continua que proteja al suelo de compactarse y le aporte alimento y esponjosidad. Se dejarán las raíces de las plantas cultivadas sin arrancar para que se incorporen al suelo y favorezcan su aireación.

Diseño de los espacios de cultivo

Podemos elegir entre cultivo en líneas o en bancales según el manejo que queramos llevar.

Cultivo en líneas o surcos

Se trazan líneas con separaciones variables según el tamaño del cultivo que vamos a implantar, accediendo a ellos por ambos lados.

Cultivo en bancales

El espacio de cultivo es un conjunto de líneas de cultivo que nos impide pisar entre ellas. Se accede desde los laterales para hacer las labores. La anchura de estos bancales es importante para trabajar con comodidad: de un mínimo de 60 cm hasta un máximo de 120 cm. Se usará una forma de delimitarlos para no ser pisados que puede ser física (cuerda, madera) cultivando a ras de suelo o bien elevarlos. Si vamos a hacer laboreo mecánico podemos darle el ancho de la máquina.

  • A ras de suelo: se usará una forma de delimitarlos para no ser pisados que puede ser física (cuerda, madera). Si además optamos por el no laboreo podemos elegir el diseño de paradas en crestall de Gaspar Caballero de Segovia que integra las plantas acompañantes en la zona de cultivo.
  • Bancales elevados: se delimitan elevando la zona de cultivo respecto al pasillo . Se pueden revestir los laterales con algún material que sujete la tierra o dejarlo al descubierto (mayor consumo de agua, más drenaje).

Existen múltiples opciones para cultivar de manera ecológica y aunque a veces el espacio donde vivimos puede ser un factor limitante, casi siempre se puede buscar alguna alternativa  para tener nuestro propio cultivo.

Huertos según su ubicación o función

A continuación se describen algunos tipos de cultivo ecológico que se diferencian entre sí por la ubicación o función de los mismos.

Balcones y terrazas

Actualmente y refiriéndonos a Occidente, la mayoría de las personas habitan en ciudades, en espacios a menudo bastante reducidos, por lo que a la hora de cultivar la opción es hacerlo en pequeños balcones o terrazas.

Si se realiza una correcta planificación, el espacio no debe  ser un problema, aprovechando bien los espacios y teniendo también en cuenta la orientación y las horas de luz. En un balcón o pequeña terraza podemos plantar tanto verduras, como especias y plantas medicinales.

Huerto en un patio o jardín

En realidad, el esfuerzo requerido a la hora de llevar adelante un huerto no es mayor que el necesario para tener un jardín, además, es posible llevarlos conjuntamente, complementando el lado ornamental y el productivo.

Huerto escolar

Consiste en una alternativa pedagógica que acerca a los escolares de manera muy práctica al Medio Ambiente, al conocimiento de los vegetales y que fomenta la relación entre los seres humanos y la naturaleza. Este tipo de iniciativas cada vez son más habituales en centros educativos

Huertos urbanos

En muchos casos, los Ayuntamientos ceden espacios a los ciudadanos para que puedan experimentar cultivando, en la mayoría de los casos se exige que el cultivo sea ecológico. Normalmente, la demanda de tierras supera a la ofertada y cada vez en más ciudades se implanta esta experiencia.

En otros casos, son los mismos ciudadanos los que toman la iniciativa de cultivar en terrenos urbanos abandonados, normalmente en la periferia de las ciudades.

Huertos didácticos en centros de educación ambiental, granjas escuela o en casas de turismo rural

Cada vez son más los centros que ofertan esta alternativa pedagógica, incluso existe ya la experiencia de algunos camping con huerto ecológico.

Huertos familiares

Normalmente se ubican en los pueblos. Es la alternativa utilizada por nuestras anteriores generaciones y se vuelve a utilizar en la actualidad por motivos económicos. Se trata de huertos con una amplitud suficiente para cultivar vegetales que abastezcan a una familia o en su defecto a un grupo de personas que se coordinen entre sí.

Comentarios (0)

Puntuación 0 de 5 de 0 votos
Aún no hay comentarios
(Solo los usuarios registrados pueden comentar)

Ruta de navegación

Noticias de actualidad

La ONU reconoce los Derechos de los campesinos

Derechos de los campesinos

El pasado mes de octubre de 2018 se aprobó en la Asamblea General de la ONU la “Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los campesinos y otras personas que trabajan en las zonas rurales”. Esta Declaración reconoce la especial relación e interacción de los campesinos con la tierra, el agua y la naturaleza con los que tienen vinculación directa y de los que dependen para subsistir.

Leer más...

Los Ecohuertos La Nucía siguen creciendo

Ecohuertos La Nucia

El Ayuntamiento de La Nucia (Alicante) ha ampliado los huertos ecológicos que gestiona en su municipio con otra parcela de 21 huertos en la zona recreativa del Copet. Se adjudican a vecinos de la localidad durante dos años dando preferencia a jubilados y desempleados. La adjudicación se hace acompañada de una Jornada formativa sobre agricultura ecológica en la que se exponen las normas que rigen su funcionamiento.

Leer más...