En marzo, con la subida de temperaturas y con el aumento de horas de luz, la actividad en el huerto se incrementa. Es un mes decisivo y donde el huerto requerirá mucho esfuerzo ya que es en esta época cuando se plantan la mayoría de las especies.

Labores que se pueden realizar en el huerto en marzo

Plantación de muchas de las especies que se van a cultivar, algunas en semilleros protegidos y otras directamente en el terreno.

La mayoría de las especies recién plantadas en sus primeros momentos necesitarán de abundantes riegos, las plántulas germinadas en los semilleros necesitan un aporte de agua muy frecuente, preferiblemente con un recipiente que permita regar por aspersión.

Habrá que prestar atención a las plagas, especialmente a pulgones que suelen atacar a los brotes jóvenes. En el caso de detectar plaga de estos insectos se puede aplicar tratamientos con extracto de ajo o jabón potásico.

Si aplicamos tratamientos revitalizantes a base de hierbas en este mes mejoraremos notablemente la salud del huerto, por ejemplo se puede aplicar purín de ortigas y decocción de cola de caballo, entre otros.

Es también buen momento para hacer aportes de abono y para incorporar a la tierra abonos verdes.

Se efectuarán las últimas podas en el caso de que no se hayan realizado anteriormente.

Especies que se pueden sembrar

Siembra en semillero: acelgas, apio, berros, boniatos, coles de Bruselas, lombardas, pimientos, tomates, berenjenas, calabazas, melones, nabos, pimientos, entre otras.

Siembra directa en el terreno: Espinacas, rabanitos, zanahorias, nabos, patatas, habas.

Se pueden trasplantar los puerros al terreno y en zonas cálidas, los tomates, calabacines, pimientos, pepinos, berenjenas y garbanzos.

Este mes también es propicio para sembrar plantas aromáticas y ornamentales.

Especies que se pueden cosechar

Alcachofas, coles, espinacas, habas, puerros, rabanitos, lechugas, zanahorias y guisantes.

Ruta de navegación

Agenda