Descripción y características: El manzano fue introducido en España por los pueblos del norte de África y también en el proceso de romanización de la península. En la actualidad existen unas 1.000 variedades como resultado de innumerables hibridaciones entre formas silvestres.

Es un árbol caducifolio que puede llegar a alcanzar los 12 metros de altura. El fruto, es decir, la manzana, es un pomo globoso. Tienen una vida productiva muy larga, en torno a 30 años. No empieza a dar fruto hasta el tercer año de la plantación.

Clima: El manzano se adapta a diversos climas, aunque prefiere climas templados. Resiste muy bien el frío invernal, pero sus flores son sensibles a las heladas primaverales. No resiste bien los vientos y necesita un lugar soleado. Existen muchas variedades de manzano y con necesidades algo diversas, por lo que es conveniente elegir una variedad que se adapte al lugar donde vamos a cultivar.

Tierra y abonado: Es tolerante en cuanto a suelos siempre que haya un buen drenaje. Lo ideal es un suelo que no sea demasiado arenoso ni demasiado arcilloso. Su sistema radicular es superficial, por lo que no requiere suelos muy profundos. Conviene realizar un abonado abundante a base de estiércol por lo menos cada 3 años. Desde la entrada en vegetación hasta otoño los riegos deben ser abundantes y frecuentes, un árbol adulto de manzano requiere de forma general entre 200 y 300 litros de agua por año y kilo de fruta producido.

Labores de mantenimiento: Se realizarán labores de poda cuyo objetivo es corregir los hábitos de crecimiento y fructificación, de forma que se consigan árboles con un esqueleto equilibrado y robusto que puedan soportar el peso de los frutos, también para favorecer la aireación e iluminación en el centro del árbol. También será necesario realizar un aclareo de frutos para conseguir fruta de mayor calidad.

Plantación: Se realizará a raíz desnuda cuando el árbol esté en parada vegetativa o en el caso de ejemplares cultivados en maceta en cualquier época del año, evitando un periodo excesivamente frío o cálido. La distancia de plantación dependerá de las variedades, pero suele estar en torno a 6 metros.

Recolección: Las manzanas se recolectan entre septiembre y octubre, a excepción de las variedades más precoces que se recogen en julio y agosto. El fruto estará maduro cuando se desprenda fácilmente del árbol.

Nombre científico: Malus domestica

Familia: Rosaceae

Ruta de navegación

Agenda