Descripción y características: Es un árbol frutal de pequeño a mediano tamaño, cultivado puede llegar a alcanzar los 8 metros de altura.

El fruto es un pomo grande, amarillento, muy aromático, cubierto en su superficie por una borra algodonosa antes de la madurez, la pulpa es amarillenta y áspera, dado a esta aspereza y a la dureza de la pulpa no se suele consumir directamente, se suele usar cocido para confituras u otras recetas.

Clima: Su desarrollo óptimo se da en climas templados, con inviernos largos pero no demasiado fríos y veranos calurosos. Resiste bien las bajas temperaturas, aunque los frutos recién formados se pueden ver afectados por las heladas tardías. Necesita muchas horas de luz y una situación aireada.

Tierra y abonado: Se adapta a cualquier tipo de suelo aunque si requiere que sean algo ácidos, los valores de ph óptimos están entre 6 y 6,5, presenta problemas de clorosis férrica en suelos con más de 8% de caliza activa. Necesita tierra fértil, conviene hacer aportes de compost bien descompuesto o lombricompost durante la primavera, no tolera bien los excesos de nitrógeno.

Labores de mantenimiento: No habrá que realizar muchos aportes de riego, ya que el membrillero es resistente a la sequía, no obstante para una mayor calidad del fruto se pueden realizar aportes en las épocas más calurosas, evitando siempre el encharcamiento. Se realizaran podas de formación

Plantación: El método es a raíz desnuda a principios del invierno. La distancia de plantación será de 5 a 6 metros.

Recolección: Entra en plena producción a los 2 o 3 años de la plantación. Se sabrá que los membrillos están maduros porque se vuelven amarillos y desprenden un fuerte aroma. El periodo de recolección va de octubre a noviembre.

Nombre científico: Cydonia oblonga Mill

Familia: Rosaceae

Ruta de navegación

Agenda