Descripción y características: Es una planta herbácea originaria de Asia. La parte de la planta que se consume es el fruto.

Tierra y abonado: Se desarrolla bien en tierras profundas, fértiles y bien abonadas. Aguanta bien un ph básico, hasta 8,5, pero en suelos ácidos, presenta problemas de crecimiento y producción.

Siembra de berenjenas: La época de siembra va de febrero a marzo y en el caso de realizar siembra en semillero la época de trasplante irá de abril a mayo. El marco de plantación es de 50 a 60 centímetros entre matas y de 60 a 70 centímetros entre líneas.

Labores y mantenimiento: El cultivo de berenjena tiene varias peculiaridades, convendrá seguir estas técnicas para conseguir mayor productividad:

  • A finales de mayo realizar un aporcado y aporte de materia orgánica. Con el aporcado se favorece el arraigamiento de las plantas.
  • Acolchar a principios de junio, cuando las raíces estén ya algo desarrolladas.
  • Realizar  una poda de formación. Normalmente se poda el tallo principal y se favorecen los laterales. Con la poda conseguimos aireación y aumento de captación de la luz por parte de la planta, esto es muy importante, ya que la berenjena necesita mucha luz para su óptimo desarrollo. En el caso de que no se realizase poda de formación será necesario realizar un deshojado sobre las plantas adultas para favorecer la aireación, ya que las hojas de la berenjena son muy frondosas. En este caso se eliminarían las hojas del interior y de la parte baja, así como las secas o enfermas.
  • Se realizará un tutorado, esta práctica será muy beneficiosa para el cultivo, ya que ayudará a la planta a soportar el peso de los frutos y por otra parte mejorará la aireación y captación de luz.
  • Aclareo de flores y frutos. Conviene eliminar los frutos dañados por plagas o enfermedades y también algunas flores, ya que solo una flor originará el fruto principal y en los ramilletes suelen ir 3 o 4 flores.
  • El riego debe ser frecuente pero evitando el encharcamiento.

Recolección de la berenjena: La berenjena se debe recolectar entre los 4 y 6 meses después de la siembra, antes de que las semillas empiecen a crecer, pues éstas amargan el sabor. El momento oportuno para la recolección es cuando las berenjenas presentan en toda su superficie el aspecto brillante característico de su coloración. A la hora de recogerlos conviene evitar golpes y preservar el cáliz, así se conservará mejor.

Nombre científico: Solanum melongena L.

Familia: Solanaceae

Ruta de navegación

Agenda

Aviso legal - Políticas de privacidad - Contacto

Todos los artículos de esta página web están registrados bajo licencia Creative Commons. Más información en:

derechos autor