Labores en el huerto en mayo

Mayo es un mes de mucha actividad en el huerto, las temperaturas son más altas y hay más horas de luz. Las plantas ya sembradas están en pleno crecimiento y en este mes se terminar de sembrar la mayoría de cultivos de verano. Se caracteriza por ser un mes de exuberancia en el huerto.

Labores que se pueden realizar en el huerto en mayo

Debido a que es un mes de alta actividad en las plantas nos podemos encontrar con el problema de colonización del terreno por parte de plantas competidoras por lo que es conveniente tener un control sobre las mismas.

En este mes es muy importante el acolchado, reforzaremos los que ya existen y realizaremos acolchados nuevos donde no haya para evitar la proliferación de hierbas competidoras, aumentar la temperatura del terreno y favorecer que haya más reserva de agua en el suelo.

Se controlarán las plagas, especialmente el pulgón, los caracoles y las babosas, que suelen atacar a los brotes jóvenes. Si identificamos una plaga conviene atajarla lo antes posible, algunas opciones son el extracto de ajos y el jabón potásico, pero todo dependerá del insecto que provoque la plaga.

En el caso de cultivar especies que necesitan entutorado este mes se puede realizar esta tarea.

Se seguirá con la labor de entresaca de las especies sembradas directamente en el terreno en marzo y abril (cebollas, judías, guisantes, zanahorias, nabos, rabanitos, entre otras).

Habrá que prestar especial atención a las plántulas sembradas en semilleros para evitar que se deshidraten debido al calor.

En el terreno también se prestará atención al riego, ya que en algunos años las temperaturas en mayo pueden ser muy altas y algunas especies se podrían secar o dar muy poca cosecha si en este mes no tuvieran suficiente riego.

Este mes también es óptimo para hacer aportes de abono muy descompuesto o lombricompost.

Especies que se pueden sembrar

Siembra en semilleros al aire libre: calabacines, coles, lechugas, melones, pepinos y puerros.

Siembra directa en el terreno: calabacines, calabazas, coles, escarolas, espinacas, judías, lechugas, melones, pepinos, rabanitos, remolacha y zanahorias.

Especies que se pueden trasplantar: Berenjenas, calabacines, calabazas, cebollas, coles, melones, pimientos, puerros y tomates.

Especies que se pueden cosechar: Ajos tiernos, acelgas, brócolis, cebollas, espárragos, espinacas, guisantes, lechugas, nabos, puerros, rabanitos y zanahorias. En zonas cálidas calabacines y pepinos.

Aviso importante sobre las labores en el huerto a lo largo del año

Hemos de tener en cuenta que elegiremos nuestras acciones en función de nuestro clima, observando las zonas agrícolas que nos rodeen, informándonos de otros hortelanos u observando los procesos naturales.

 

person