Ruta de navegación

Los españoles generan de media más de 500 kg de basura al año. Los residuos son fuente de energía,  empleando los medios adecuados estos pueden volver a utilizarse.

A través de la recuperación de las materias primas obtenemos las materias primas secundarias. Solo el 40% de los residuos son objeto de recuperación, el resto va a parar a los vertederos.

En la actualidad existen métodos para reducir los residuos que se generan y también para recuperar materias primas. Para ello las personas tienen que concienciarse de la siguiente forma:

  • Separar los distintos tipos de basura.
  • Cambiar los hábitos a la hora de comprar.
  • Generar poca basura.
  • Exigir a las empresas y administraciones medidas para minimizar la acumulación de basuras en el vertedero.

La basura que se produce en el hogar se compone de vidrio (7%), plástico (11%), papeles (21%), orgánica (44%), textiles (5%), recipientes metálicos (4%) y otros (8%), a todo lo anterior se le llama RSU (Residuos Sólidos Urbanos).

Existen determinados residuos que son habituales:

  • Plásticos: son envases normalmente de un solo uso, también embalajes y envoltorios. Fabricados con petróleo. Su degradación es muy lenta y es muy complejo su reciclaje, ya que es necesario realizar la separación de todos sus componentes.

Existen formas muy arraigadas para realizar su valorización energética, que cumplen la legalidad vigente en materia medioambiental.

  • Papel y cartón: la forma de recuperar el papel ha ido avanzando en los últimos años. Es muy importante tener en cuenta que determinados tipos de papeles no se pueden reciclar, como los encerados, plastificados, y adhesivos. Reciclando el papel se ahorra energía y se ahorra en el consumo de agua. Para ello es importante seguir los siguientes consejos:
    • Utilizar las dos caras de un folio, ya sea para imprimir o para tomar notas.
    • Realizar las correcciones necesarias antes de imprimir un texto.
    • Usar pizarras de rotuladores o tizas, y no las de papel.
    • Para distribuir correo utilizar los emails o intranet, y no usar papel.
    • En envíos internos reutilizar sobres.
  • Briks: por su hermetismo, facilidad para el transporte y mínimo peso se imponen a la hora de envasar bebidas. Están fabricados con plástico, aluminio y finas capas de celulosa que son casi imposibles de separar, haciendo más difícil el reciclado.
  • Vidrio: los alimentos suelen estar envasados en vidrio, estos pueden ser reutilizados de manera seguida antes de su reciclaje. El problema en el vidrio es su generalización no retornable. Al reciclar botellas estamos ahorrando energía que se podría utilizar para encender un ordenador o para poner una lavadora.
  • Latas: normalmente son envases de un solo uso, y en su elaboración se utiliza una gran cantidad de energía que produce un gran impacto en el medioambiente. El reciclado se tienen muy en cuenta a la hora de fabricar latas.
  • Electrodomésticos y aparatos electrónicos: por Real Decreto del año 2005 es obligatorio que la retirada de estos en el hogar se haga de una manera específica. El comprador deberá facilitar al vendedor un electrodoméstico usado a cambio del nuevo, asumiendo el fabricante los costes. Las administraciones deberán de proporcionar centros de reciclaje para los aparatos electrónicos y los electrodomésticos.
  • Materia orgánica: por cada persona en nuestro hogar se introducen 2 kg de alimentos, para su transporte y envasado se ha utilizado energía, que genera también basura. La basura orgánica se puede convertir en abono.

Los consumidores deberán:

  • Informarse sobre los productos ofrecidos, para saber si son realmente necesarios
  • Elegir aquellos productos que generen menos residuos, y que sean reciclables.

Pasos a seguir por los consumidores en el tratamiento de los residuos:

  1. Prevención: se deben de rechazar aquellos envases que no tengan en cuenta la conservación o el fácil transporte. Los envases familiares tendrán preferencia frente a los individuales. Conocer que los productos de usar y tirar tienen un coste muy alto en energía, significativamente mayor que los productos reutilizables. Utilizar bolsas de tela o carritos para hacer la compra y no bolsas de plástico.
  2. Reutilización: se debe de sacar el mayor beneficio posible a los residuos, ya sea en el hogar o devolviéndolos al círculo comercial. Las botellas utilizadas para suministrar determinadas bebidas son retornables, después de ser lavadas vuelven a utilizarse para distribuir la misma bebida. Una manera de reutiliza un producto es utilizar bolsas de plástico de la compra como bolsas de basura.
  3. Reciclado: se devuelven al ciclo productivo los residuos, después de ser tratados se utilizan para el mismo proceso, contribuyendo a preservar el medioambiente y al ahorro en energía y materias primas.
  4. Valorización: los residuos al reciclarse se convierten en productos con aplicaciones distintas de las que tuvieron con anterioridad. Por ejemplo un bolígrafo se puede convertir en una botella de plástico, el aceite se puede convertir en jabón.

Existen determinados tipos de contenedores encargados de la recogida de envases:

  • De pilas.
  • De medicamentos, normalmente situados en farmacias.
  • De ropa y telas.
  • De electrodomésticos y muebles usados.
  • Y de puntos limpios que se encargan de todo tipo de residuos.

Para llevara a cabo lo anterior es necesario seguir estos consejos prácticos:

  • Minimizar el uso de plástico y aluminio en el papel de envolver.
  • Comprar aparatos que puedan utilizar pilas recargables.
  • Utilizar envases de vidrio o de papel y no de metal o de plástico.
  • Solo adquirir aquellos productos de usar y tirar que sean imprescindibles.
  • Utilizar bolsas de compra de tela, y rechazar aquellas de plástico que no sean necesarias.
  • Rechazar los productos con envases innecesarios.
  • Usar envases de tamaño familiar.
  • Consultar sobre donde hay que depositar los materiales tóxicos que se utilizan en el hogar.

 Además no hay que olvidarse de que:

  • Se podría evitar el vertido de más del 90% de la basura de los hogares, potenciando el reciclado y la reutilización de los mismos.
  • Un español produce casi 2 kg de basura al día.
  • Si se recicla el vidrio se ahorrara en combustible y en materias primas.
  • Con una buena gestión se pueden alcanzar porcentajes muy altos en el reciclado de materiales.
  • La selección de los residuos domésticos se hace a través de puntos limpios.

Reciclando el papel conseguimos evitar el uso excesivo de agua, combustible y recursos forestales.

Comentarios (0)

Puntuación 0 de 5 de 0 votos
Aún no hay comentarios
(Solo los usuarios registrados pueden comentar)

Eventos

22
Mar
BioCultura Sevilla
22nd Mar, 2019
03
May
BioCantabria
3rd May, 2019