Flores en el huerto ecológico

Las flores, aliadas del huerto ecológico

Cuando hablamos de biodiversidad en el huerto ecológico nos solemos fijar en los cultivos e interpretarla haciendo una rotación que nos permita tener presentes familias distintas a lo largo del ciclo de cultivo. Pero esto no siempre es suficiente para aportarnos esos “espacios de biodiversidad” que suponen las plantas acompañantes que albergan fauna auxiliar y alimento para ella. Nos referimos a plantas que nos ayudan a proteger a las cultivadas para que las plagas y enfermedades no hagan acto de presencia.

Para atraer a la fauna auxiliar necesitamos ofrecerle cobijo y alimento durante su ciclo de vida. La flor es un instrumento esencial del control biológico por ser fuente de alimentación (polen) para insectos.

La floración de las plantas hortícolas es parte de este mecanismo, pero no siempre coincide con las necesidades de tener presentes a depredadores cerca del cultivo; para ello es esencial intercalar plantas de flor o crear bandas florales cuyo efecto es mayor cuanto más cerca estén de nuestros cultivos. Estas bandas contendrán mezclas de flores que nos aseguren una floración prolongada. No podemos olvidar que la propia vegetación adventicia nos ofrece de forma espontánea flores variadas cuanto menos haya sido modificada por nuestra acción controladora.

Las flores más atractivas para los insectos que nos interesan son las de las Asteráceas y las Apiáceas.

Las Asteráceas ofrecen una floración abundante y prolongada. Destacamos caléndulas, zinias, cosmos, dalias, milenrama, clavel chino, clavel de indias, manzanilla, ajenjo.

Las Apiáceas ofrecen inflorescencias grandes y planas, blancas o amarillas, muy atractivas para pequeños insectos. También ofrecen tallos huecos en invierno para refugiarse. Anís, hinojo, chirivía, zanahoria silvestre, apio nos aportarán su floración discreta pero eficiente, además de ser muchas de ellas comestibles.

No olvidamos las Lamiáceas (Labiadas) que son la mayoría de aromáticas muy necesarias para abejas, abejorros y mariposas (tomillo, romero, melisa, lavanda…).

Seguro que en esta vegetación que nos acompaña aparecerán también insectos que son perjudiciales para nuestro cultivo, pero debemos entender que la Naturaleza no hace esta distinción y todos son necesarios en un ecosistema.

Comentarios (0)

Puntuación 0 de 5 de 0 votos
Aún no hay comentarios
(Solo los usuarios registrados pueden comentar)