Nematodos o batatilla

Nematodos

Descripción

Son gusanos microscópicos de forma cilíndrica. Los que afectan a las plantas (fitoparásitos) son microscópicos, no podemos verlos a simple vista. Tienen en la cabeza un estilete que utilizan para penetrar en la planta y extraer nutrientes para vivir y reproducirse.

Este proceso de alimentación causa una reacción en la célula de las plantas afectadas, resultando en la muerte o debilitamiento de los extremos de las raíces y yemas, formación de lesiones y rotura de tejidos, abultamientos y agallas, arrugamiento y deformación en tallos y hojas. Otros síntomas son causados por un alargamiento anormal de la célula que da lugar también a la formación de agallas o de un gran número de raíces laterales.

El más común en las plantas de huerta es el género Meloidogyne son endoparásitos sedentarios. El ciclo biológico se inicia con un huevo, dentro del cual se desarrolla hasta la primera muda que ocurre dentro del huevo, del que sale en búsqueda de una raíz a la que entra. Una vez dentro de ella establece un sitio de alimentación en el que induce la formación de células gigantes y altamente especializadas. Alrededor de estos sitios de alimentación se producen las agallas o nódulos radiculares característicos. Después de varias mudas se desarrolla la hembra en forma de globo que pone cientos de huevos.

También afectan a las plantas de huerta otros nematodos ectoparásitos.

No todos los nematodos dañan a las plantas. Los hay saprófitos, que ayudan a descomponer la materia orgánica y por tanto son parte de la fertilidad del suelo.

Síntomas

Los síntomas que pueden presentar las plantas a causa del ataque de nematodos son:

  • Falta de crecimiento
  • Brotaciones más tardías
  • Sistema radicular pobre y raicillas muertas
  • Mala floración
  • Mala fructificación por lo tanto disminución del rendimiento
  • Manchas en las hojas u hojas de verde pálido parduscas
  • Defoliación más o menos intensa
  • Presencia en las raicillas de nodulaciones; en algunos casos se ven a simple vista, o con ayuda de una lupa, los quistes en dichas raicillas
  • Bifurcaciones, constricciones y raíces cortas

Especies más afectadas

Muy sensibles son los tomates, zanahorias, remolachas, pepino.

Estrategias de control

Podemos actuar de distintas formas para evitar que aparezca este problema desde la prevención:

  • Usar semillas y plantel sanos. Si vienen infectados y encuentran un suelo pobre en materia orgánica es fácil que se reproduzcan en este medio.
  • Mantener buenos niveles de materia orgánica para mantener una buena población de nematodos “buenos”.
  • Imprescindible realizar rotaciones alternando cultivos de ciclo largo con otros de ciclos más cortos.
  • Uso de variedades resistentes: dentro de una misma especie hay variedades más resistentes que pueden ser usadas directamente o injertadas como en el caso del tomate.
  • Si se sospecha su presencia, arrancar las raíces de las plantas para comprobarlo y eliminarlas, nunca en el compostaje.
  • Intercalar el cultivo de cereales y crucíferas como abono verde.

Tratamiento

- Biosolarización: consiste en aplicar al suelo una cantidad importante de materia orgánica, mojarlo y taparlo con plástico transparente el suelo se calienta y el plástico permite la acumulación de los gases generados. El aumento de temperatura puede eliminar la población de nematodos, aunque también otras formas de vida.

- Han resultado efectivos en algunos casos la inoculación del plantel con micorrizas.

Comentarios (0)

Puntuación 0 de 5 de 0 votos
Aún no hay comentarios
(Solo los usuarios registrados pueden comentar)