Ruta de navegación

Para que un abono verde cumpla su función hay que tener en cuenta en qué época se tiene que desarrollar para que nos cubra el suelo y tenga tiempo de llegar a la floración. También hemos de pensar cuándo queremos tener la tierra disponible para la siguiente siembra de hortalizas.

Abonos verdes para cultivos tempranos

Si vamos a sembrar pronto en la primavera nuestros cultivos, elegimos un abono verde sensible al frio dándole tiempo a crecer antes de que lleguen los hielos y a descomponerse con ellos. Como fecha límite de siembra sería finales de agosto o como mucho septiembre para especies de crecimiento rápido. Algunas opciones:

  • Habas: como leguminosa siempre será interesante, crece rápido. Puede rebrotar si no se elimina de base.
  • Trigo sarraceno: muy rústico, cubre pronto el suelo. Se puede mezclar con otros como mostaza o facelia.
  • Girasol: crece rápido y necesita poco riego para nacer.
  • Facelia: muy rápida, floración melífera.
  • Mostaza blanca: es la más rápida de crecimiento, se le considera nematicida.

Abonos verdes para segar en primavera

Si el cultivo siguiente es a finales de primavera ponemos especies que aguanten el frio para que crezcan durante el invierno y poderlas cortar en primavera. Se siembran hasta finales de septiembre. Algunas opciones:

  • Centeno: ideal asociado con veza a partes iguales.
  • Veza: cubre enseguida el suelo. Combinada con gramíneas como centeno o avena.
  • Habas: también se combinan con una gramínea.
  • Colza: combinarla con gramínea o leguminosa.

Comentarios (0)

Puntuación 0 de 5 de 0 votos
Aún no hay comentarios
(Solo los usuarios registrados pueden comentar)

Eventos

22
Mar
BioCultura Sevilla
22nd Mar, 2019
03
May
BioCantabria
3rd May, 2019